top_imasd.jpg
frase-calidad-medicamentos

Síndrome de Intestino Irritable

COMUNICADO DE PRENSA

Ámsterdam, 21 de octubre 2012
18:00-19:30 horas - Sala Esmeralda - Ámsterdam RAI

sii

El tratamiento actual y el impacto negativo en el estilo de vida de los pacientes del Síndrome del Intestino Irritable (SII) fueron discutidos por expertos internacionales en la 20 ª Semana Europea de Gastroenterología (UEGW) del 20 al 24 octubre de 2012 en Ámsterdam.

El síndrome del intestino irritable (SII) es un trastorno con alta prevalencia. En Europa, sin embargo, la prevalencia y el impacto a nivel de la población en general siguen siendo en gran medida desconocidos. Un estudio por internet fue llevado a cabo por el Prof. Jan Tack y sus colegas se creó en Bélgica para llenar esta brecha en el conocimiento. Entre los 1,012 sujetos participantes y según los criterios de Roma III, el SII estuvo presente en el 14% de los encuestados. No obstante, utilizando una definición menos estricta, SII puede encontrarse hasta en un 19% de la población general.

Según el Profesor Tack de la Universidad de Lovaina, Bélgica, "quienes padecen SII identifican el dolor abdominal, los calambres, la distensión abdominal y la flatulencia como los síntomas gastrointestinales más frecuentes y molestos, e indicaron que las consecuencias mas importantes de sus síntomas son la fatiga, la irritabilidad, el insomnio y la ansiedad”. Los síntomas de IBS fueron considerados por la mayoría como una interferencia con la calidad de vida y la capacidad para trabajar. De hecho, la mayoría de encuestados experimentaron los síntomas varias veces a la semana y consultaron con su médico. "Estos datos ilustran que el SII tiene una alta prevalencia en la población europea occidental, con un impacto considerable en la vida cotidiana, la capacidad de trabajo y los servicios de salud ", concluyó.

El Prof. G.E. Boeckxstaens dijo que "Diferentes estrategias de tratamiento serán necesarias dependiendo de la fisiopatología, el patrón, la gravedad y la frecuencia de los síntomas". Como primera línea de tratamiento, cambios en la dieta y estilo de vida deben ser considerados. Sugirió que el uso de agentes anti diarreicos pueden ser dados, incluso si ellos principalmente restauran el patrón de defecación con un leve a moderado impacto sobre el dolor abdominal y / o malestar.

Según el profesor Boeckxstaens, con el fin de gestionar mejor el dolor abdominal, estos agentes deben interactuar con contractilidad del músculo liso y / o percepción visceral. Algunos estudios revelaron que sólo el bromuro de otilonio (OB), un fármaco espasmolítico que interactúa con los canales de calcio en el músculo liso del colon, fue significativamente mejor en comparación con el placebo. Este fármaco también fue bien tolerado y particularmente eficaz en el alivio del dolor abdominal y la hinchazón. "Los antidepresivos o la psicoterapia pueden ser considerados como un tratamiento de segunda línea," dijo, "y la rifaximina, un antibiótico de amplio espectro que no se absorbe, ha demostrado ser eficaz en el SII, pero la ganancia terapéutica es pequeña y todavía existen preocupaciones sobre el desarrollo de resistencia”.

Finalmente, los compuestos que interactúan con la percepción visceral anormal, por ejemplo a través del receptor NK2, un objetivo acreditado a la eficacia de OB (Otilonio Bromuro), puede ser un futuro enfoque alternativo para el desarrollo de nuevos medicamentos pero no están aprobados para su uso clínico aún.

sii_b
Prof. Pere Clavé, habló sobre este tema en el Congreso y se refirió al problema de la recaída. Mencionó que "hasta 2/3 de los pacientes todavía presentan síntomas 7-10 años después del diagnóstico y sólo una minoría llegaron a estar libres de síntomas". "La historia natural de IBS se caracteriza por la aparición de los síntomas en períodos cíclicos con el tiempo y, además, un grupo significativo de pacientes con SII desarrolla síntomas de dispepsia, enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) y otros trastornos funcionales del intestino." Prof. Clavé sugirió que el abordaje óptimo inicial es proporcionar un corto período de tratamiento (2-3 meses) con un fármaco específicamente orientado al síntoma predominante de cada paciente, siendo esto efectivo en la mayoría de los casos. "Sin embargo, la reaparición de los síntomas ocurre hasta en el 50% de los pacientes con SII y," concluyó "OB (otilonio bromuro) ha demostrado ser seguro, bien tolerado y superior al placebo en la reducción de la frecuencia del dolor abdominal, la gravedad de hinchazón abdominal y la protección de la reaparición de los síntomas de SII. "

En conclusión, dos mensajes importantes fueron indicados por el simposio: en primer lugar, OB (Bromuro de otilonio) puede tratar a todos los subtipos de SII (síndrome de intestino irritable) sin presentar interacciones con otros compuestos, y en segundo lugar, ha demostrado una eficacia significativa en protección de recaída de síntomas, incluso después de la suspensión del tratamiento. Por consiguiente, OB resulta ser un fármaco espasmolítico muy seguro y eficaz para el alivio de los síntomas de SII crónico.